Mi nombre es Daniela, vivo en Mar del Plata hace 17 años y soy emprendedora. Almacén de cosas lindas ya estaba comenzando a gestarse dentro mío  y, sin darme cuenta, en el año 2014 pero oficialmente fue a mediados del 2016 que comenzó a tomar una forma concreta y coincidió con el momento en que decidí hacer del bordado mi herramienta de expresión.

Si bien soy quien borda, organiza y piensa pequeño detalle, detrás de mí hay mucha gente que me acompaña y apoya como mi compañero, amigas y talentosas emprendedoras que colaboran con el packaging, diseño, ilustraciones y mucho más.

Almacén, al-mahzan proviene del verbo “hazana” que significa “guardar, proteger”, aquí se protegen bordados, hechos a mano y a corazón abierto, prendas para habitar, bastidores que poblarán con calidez un rincón privilegiado.

En cada puntada viaja un fragmento de mi mundo en calma, de mi minuciosidad, de mi pasión por repensar desde la contemporaneidad el lugar que ocupa el bordado en el universo femenino.

Me inspiro en la música, las películas (mis favoritos son Wes Anderson y El Maestro Miyazaki), mi entorno, la lucha feminista y el lugar que ocupamos las mujeres en la sociedad actual, qué tenemos para decir y los múltiples modos de hacerlo.

En mi Almacén abunda el amor por lo hecho a mano, la motivación por recuperar las tradiciones manuales, el feminismo y el color rosa, porque ¿quién dice que el rosa no es un color poderoso?.

Podrán encontrar Remeras bordadas, cuadritos listos para colgar en su bastidor y accesorios como moños o prendedores, todo bordado a mano y único